Fuerzas de Elite

Portal dedicado a las Unidades Especiales de la Policia y el Ejercito, sus tácticas, sus armas, su equipamiento...
Creditos
Fecha actual 05 Jul 2022 19:04
Tienda de Material Táctico

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 66 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 4, 5, 6, 7, 8
Autor Mensaje
NotaPublicado: 24 Nov 2019 10:04 
Desconectado
Moderador
Moderador
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Feb 2007 09:27
Mensajes: 13005
Ubicación: Pintiam.-
Es El Acuario. También conocida como la Casa de Cristal. Es la sede central de la popularmente denominada como GRU, la agencia de inteligencia militar de Rusia. Allí, en el noroeste de Moscú, tras las acorazadas paredes de ese complejo de edificios acristalados, se han iniciado algunas de las operaciones de espionaje más extremas de los últimos tiempos. Fue una de sus unidades la que pirateó los servidores del Comité Demócrata de EE UU en 2016. Otra tuvo un papel clave en la anexión rusa de Crimea y el despliegue de los conocidos como “hombres verdes” en la península ucrania. Y en lo que parece una novela de espionaje, fueron agentes del GRU los que, según la inteligencia británica, trataron de asesinar el año pasado a uno de sus desertores, el exespía Serguéi Skripal.


La misión fallida dejó al descubierto detalles clave del Departamento Central de Inteligencia (GU oficialmente, por sus más recientes siglas en ruso, aunque se la sigue conociendo como GRU), compuesta por militares y bajo el mandato máximo del Ministerio de Defensa ruso. Una agencia centenaria, distinguida por operar con mentalidad de guerra y la tradición de arriesgar al máximo, que se ha convertido en un poderoso instrumento político para el Kremlin, apunta el reputado analista militar independiente Alexander Goltz.

Si el KGB —y ahora su más célebre heredero, el FSB— es un espía con traje de chaqueta y un apetitoso Martini en la mano, los espías del GRU son el operario que viste un mono y calza botas gruesas. O como narró Vladimir Rezum, un oficial del GRU que desertó de la agencia a Reino Unido en los años setenta: “El KGB es un cortesano vanidoso y arrogante que tiene derecho a hablar en el consejo del rey; el GRU, el jorobado, feo y duro”.

Ahora, la Audiencia Nacional investiga las actividades en España de la agencia de inteligencia militar rusa y su presencia en Cataluña. Y en particular de la “unidad 29155”, como aparece en el sumario del caso abierto hace tres meses. Un grupo complejo dentro del GRU, que ha estado implicado en operaciones de extrema sensibilidad en toda Europa, señalan a este diario fuentes de inteligencia occidentales.

Su arquitectura es difusa, remarca un diplomático occidental que habla bajo la condición de anonimato. Otro veterano oficial de inteligencia europeo, que acepta conversar también preservando su identidad, destaca que podría ser una sub-unidad de élite compuesta por una veintena de personas destinada a operaciones especiales en el extranjero, con miembros de capacidades diversas o personal cambiante: el manejo de armas químicas, como la neurotoxina (novichok) empleada para acabar con Serguéi Skripal, hasta las infiltraciones cibernéticas. Cree que el germen del grupo ahora bajo el foco se formó hace una década. En los últimos tiempos se ha vuelto más visible, añade, no solo porque afronta misiones más delicadas y severas; también el exceso de confianza o la falta de medios le ha vuelto más descuidado.

Informes de inteligencia y revelaciones de medios especializados como Bellingcat y sus socios de investigación —que han analizado registros de vuelo e incluso las comunicaciones móviles de algunos de los sospechosos señalados— sitúan al grupo tras un golpe de Estado fallido en Montenegro en 2016. También tras los dos novelescos intentos de asesinato del traficante de armas búlgaro Emilian Gebrev en 2015, señalaba en octubre The New York Times en un artículo en el que, citando fuentes de inteligencia, conecta los casos y asocia al grupo con su nombre militar: 29155. Miembros del GRU que distintos informes vinculan a esa sub-unidad también están relacionados con los ataques cibernéticos a funcionarios de la agencia antidopaje en Suiza entre 2016 y 2018.

La pista más clara lleva hasta Salisbury, Reino Unido. Allí, en marzo del año pasado, dos hombres que la inteligencia británica asegura que son miembros del GRU intentaron envenenar al ex agente doble Serguéi Skripal, que tras cumplir un lustro de años de cárcel en Rusia por espiar para Londres fue intercambiado por otros espías y vivía semi retirado con su hija. Pero los agentes Ruslan Boshirov y Alexander Petrov no tuvieron éxito.

Más tarde, se les identificaría como Anatoliy Chepiga y Alexander Mishkin, oficiales altamente condecorados. En la operación participó además un tercer hombre, se cree que como supervisor: Serguéi Fedótov. Hace solo unos meses se destapó que su verdadera identidad es Denís Serguéyev, un general de intensa actividad, a quien también se vincula al intento de asesinato del traficante de armas en Bulgaria y a la operación suiza. El espía fue detectado en España y es parte de la investigación de la Audiencia Nacional. Fuentes de inteligencia creen que Serguéyev sigue trabajando para el GRU desde Moscú.

Chepiga y Mishkin, que tras destaparse el escándalo hablaron para la televisión rusa tratando de hilar una coartada en la que se definían como turistas que habían ido de visita a la catedral de Salisbury en el momento del ataque a Skripal, encajan con esa imagen simbólica del operario con botas gruesas. Aunque tiene una larga tradición de recopilación de información, robo de secretos en países enemigos y captación de activos en territorio hostil, en estos tiempos de guerra híbrida tiene cada vez más recursos en el ámbito tecnológico y está realizando frecuentes operaciones sobre el terreno para lo que considera proteger los intereses de Rusia, señala el diplomático occidental. Puede que el éxito de su paso por Crimea marcase esa pauta. Un año después, en 2015, GRU preparó la intervención militar rusa en Siria. Aquello devolvió el orgullo a una agencia que había ido perdiendo poder.

El Kremlin ha negado constantemente las acusaciones hacia el GRU y las ha definido como “fantasías”. El Ministerio de Defensa, máximo responsable del GRU, suele evitar pronunciarse sobre una agencia que es totalmente opaca. También en este caso, preguntada por este diario, mantiene silencio. Moscú tiene un escándalo aún más fresco sobre la mesa. El jueves, se desveló un vídeo en el que se ve como un ex agregado militar ruso soborna a un funcionario serbio en Belgrado. Quien entrega la abultada bolsa de dinero es, creen las autoridades serbias, un agente de GRU.
Operaciones encubiertas

“En un tiempo en el que los conceptos de guerra y paz se entremezclan y los países están en una eventual constante guerra, las operaciones encubiertas han sustituido a los métodos militares”, apunta el analista Alexander Goltz. Con ese paradigma, señala, el GRU se dedica ahora a lo que en la URSS llevaba a cabo una de las divisiones del KGB: la “inteligencia política”.

Unidades de la agencia de inteligencia militar rusa están tras operaciones que han causado algunas de las crisis más graves geopolíticas de los últimos años. Fueron los grupos 74455 y 26165 los que se infiltraron en los servidores del Comité Nacional Demócrata de EE UU en 2016 y de su candidata, Hillary Clinton. La operación dio lugar a una serie de sanciones contra empresas y funcionarios rusos, entre ellos dirigentes y miembros del GRU que hasta entonces habían estado totalmente a cubierto. Otra de sus divisiones --apodada Fancy Bears'-- en el Parlamento Alemán y en la campaña de Emmanuel Macron. Y distintos informes involucran a uno de sus oficiales en el derribo un avión con 298 personas a bordo sobre Ucrania en 2014.
https://elpais.com/politica/2019/11/23/ ... 72946.html

_________________
SLAVA UKRAYINI! HÉROYAM SLAVA!.-
ImagenImagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 

Compartir en:

Compartir en Facebook FacebookCompartir en Twitter TwitterCompartir en Tuenti TuentiCompartir en Sonico SonicoCompartir en Digg DiggCompartir en Delicious DeliciousCompartir en Technorati TechnoratiCompartir en Tumblr TumblrCompartir en Google+ Google+

NotaPublicado: 17 Abr 2022 19:51 
Desconectado
Moderador
Moderador
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Feb 2007 09:27
Mensajes: 13005
Ubicación: Pintiam.-
Jugarse la vida es parte del oficio para quienes optan por alistarse en cualquier ejército del mundo. Un trabajo más en el que hay que cumplir unos requisitos para entrar, unas normas para permanecer en el puesto, alcanzar unas metas para ascender y, claro, cobrar a fin de mes. Como en cualquier otro empleo, la nómina es aquí también distinta dependiendo de la parte del planeta a la que defiendan las tropas. No es lo mismo jugarse el pellejo como militar de Estados Unidos que como uniformado de Rusia o Ucrania. Los dos países se enfrentan desde 2014 en el Donbás, unos combates extendidos el pasado 24 de enero a gran parte del territorio ucraniano. Ninguno de los gobiernos se caracterizaba hasta ese momento por pagar generosamente a sus tropas.
630 euros a los reclutas y 3.000 para los mercenarios

Rusia lucha en Ucrania con entre 140.000 y 200.000 soldados. Muchos son jóvenes a los que la invasión pilló en pleno servicio militar obligatorio. Chavales a los que muchos analistas colocan como una de las principales causas de que la invasión no haya salido como planeaba Vladímir Putin. Ni rápida, ni eficaz. Existen grabaciones de muchachos que dejan las armas y huyen o que cuentan que no sabían ni dónde estaban. También hay pruebas de que sus raciones de comida estaban caducadas. Son carne de cañón en primera línea y se exponen a la muerte, a lesiones de por vida o a caer prisioneros por 630 euros al mes, unos 21 euros al día. Y eso que Moscú ha mejorado el salario de sus reclutas en los últimos años. En 2014, su nómina rondaba los 330 euros al mes.

El salario de los hombres y mujeres profesionales (ellas no están obligadas a hacer la 'mili', pero sí pueden entrar en el Ejército bajo contrato) tampoco es que mejore demasiado, sobre todo entre los de menor graduación. Los efectivos de bajo rango son mileuristas, aunque gozan de recompensas como tener vivienda y transporte gratuitos. Resulta llamativo que las arcas del Kremlin sean más generosas con los efectivos extranjeros que ha llamado para unirse a la lucha en Ucrania. Según varias agencias internacionales, el Gobierno ruso ofrece hasta 2.700 euros a los soldados sirios que se unan a su bando, aunque los medios del país de Oriente Próximo dicen que la cantidad rondaría los 280 euros. Aunque se desconoce por cuánto dinero se han unido a la causa los hombres del presidente checheno, Ramzán Kadyrov, los servicios de inteligencia occidentales cifran en casi 3.000 euros lo que percibirán los mercenarios del Grupo Wagner, la organización paramilitar al servicio de Rusia, que actúa en territorio ucraniano. Cobrarían en especias, oro principalmente.
La guerra dispara los sueldos de la tropa

A principios de febrero, cuando ya se hablaba de un ataque inminente sobre Ucrania, el presidente Volodímir Zelenski firmaba un decreto para aumentar los efectivos de su Ejército. Pasaban de 250.000 a 350.000 y se anunciaba que en 2024 se suprimiría el servicio militar obligatorio, reimplantado en 2014 por la invasión rusa de Crimea y la guerra en el Donbás. Con un nuevo conflicto a las puertas, Kiev buscaba profesionalizar su tropa, a la que además se subía algo el sueldo. Era hasta entonces de las peores pagadas, con poco más de 300 euros para los de nula o baja graduación. Con los rusos ya avanzando hacia Kiev, se decretó la ley marcial y se movilizó a todos los ciudadanos de hasta 60 años. El 28 de febrero, ni un mes después de aquel primer decreto, el mediático mandatario firmaba otra orden por la que se aprobaba otorgar una paga extra mensual a todos los que participasen en la defensa del país. Y eran cuantías simbólicas.

En declaraciones a la agencia Ukrinform, el ministro de Defensa, Oleksii Reznikov, detallaba las importantes subidas. Quien están en primera línea cobran un plus de 3.100 euros sobre su soldada mensual mientras dure la contienda. Además, todos aquellos trabajadores de los servicios de emergencias, seguridad, inteligencia o comunicaciones especiales, entre otros, verán su nómina incrementada en 941 euros al mes. Las familias de los soldados caídos en la guerra, por su parte, recibirán 470.400 euros «a repartir a partes iguales» entre los allegados. Eso sí, Kiev cuenta con que dispondrá para este fin de la suficiente ayuda económica exterior e incluso de fondos bloqueados a los oligarcas, lo que a día de hoy es difícilmente garantizable.

«Lo hacemos para que nuestros defensores sean conscientes de que el país les está agradecido. El Estado debe pagar decentemente por este importante trabajo», justificó Reznikov. Poco después se anunciaba que los voluntarios también recibirían una paga única de 3.000 euros.

Los ciudadanos de otros países que acuden a defender al país invadido por Rusia también reciben recompensa. Fuentes sobre el terreno hablan de que los brigadistas que se han unido a la Legión Internacional de Defensa de Ucrania tienen derecho a entre 230 y 600 euros al mes. Algunos voluntarios han hablado en medios británicos y estadounidenses de que el salario rondaba los 3.000 y de que, en el caso de caer en el frente, Kiev indemnizaría a sus familias. En todo caso, el carácter libre de la incorporación hace pensar que el pago no será demasiado alto.

Caso distinto es el de los mercenarios contratados por empresas occidentales para luchar contra Putin. A principios de marzo la web de la firma Silent Professionals –defensa y seguridad privada– publicaba una oferta de empleo para contratar 'agentes' con la formación necesaria para desarrollar operaciones encubiertas, así como misiones de extracción y evacuación. Los requisitos descritos incluían más de cinco años de experiencia de combate –uno de ellos en el extranjero–, una excelente forma física y saber distinguir vehículos, aeronaves y barcos rusos y los de OTAN. A cambio, 1.800 euros... Al día. Queda claro que también en las guerras hay clases.
https://www.elcorreo.com/internacional/ ... -ntrc.html

_________________
SLAVA UKRAYINI! HÉROYAM SLAVA!.-
ImagenImagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 15 May 2022 13:43 
Desconectado
Moderador
Moderador
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Feb 2007 09:27
Mensajes: 13005
Ubicación: Pintiam.-
Ratnik, Sotnik, equipos del combatiente ruso:
https://www.elradar.es/ratnik-sotnik-eq ... ente-ruso/
Fantasías animadas de ayer y hoy, actualmente las FAS rusas no de han implementado en su totalidad con el sistema "Rotnik" como para pensar en que entre otro sistema como sustituto, la invasión de Ucrania va a ser un revulsivo o la desaparición d elas FAS rusas como las conocemos hoy en día.-

_________________
SLAVA UKRAYINI! HÉROYAM SLAVA!.-
ImagenImagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 66 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 4, 5, 6, 7, 8

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  


Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
El Foro Fauerzaesp se nutre gracias a sus usuarios ||Fauerzaesp
 
Creditos