Fuerzas de Elite

Portal dedicado a las Unidades Especiales de la Policia y el Ejercito, sus tácticas, sus armas, su equipamiento...
Creditos
Fecha actual 21 Oct 2019 10:52
Tienda de Material Táctico

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 2 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: 23 Nov 2009 00:33 
Desconectado
Comisario
Comisario
Avatar de Usuario

Registrado: 18 May 2007 17:46
Mensajes: 1346
Ubicación: Al otro lado de un Gran Charco
Citar:
Las Termópilas: Antecedentes

Año 480 aC. Siguiendo con la política expasionista del Imperio Aqueménida, Jerjes I, emperador persa, se propuso conquistar Grecia y, tras reunir un ingente ejército de centenares de miles de hombres, y planificar cuidadosamente la logística de la campaña, inició las hostilidades. Los griegos, reunidos en confederación, planearon enviar un limitado contingente de tropas a algún puesto avanzado, fácil de defender, para detener el avance persa, mientras se organizaba la defensa en retaguardia. Atenas quería detener la invasión como fuese y consiguió convencer a Leónidas I, rey de Esparta, para que participase en la primera defensa de Grecia.

La batalla más importante se celebró en un lugar llamado valle de las Termópilas. Allí esperó a los persas un ejército compuesto por 300 hoplitas espartanos (a los que hay que sumar otros 600 ilotas, pues cada espartano llevaba dos siervos a su servicio), 500 de Tegea, otros 500 de Mantinea, 120 de Orcómeno y 1.000 hoplitas del resto de Arcadia: 400 de Corinto, 200 de Fliunte, 80 de Micenas, 700 tespios y 400 tebanos, además de 1.000 focenses y todos los locros.

Según las fuentes clásicas griegas, los soldados persas conformaban un ejército que oscilaba entre los 250.000 y el millón de efectivos. Sin embargo, la formación compacta e impenetrable de la falange griega era óptima para retener a la horda persa en un paso tan estrecho y en apariencia infranqueable.

Leónidas fue advertido sobre el gran número de arqueros que poseía Jerjes. Heródoto de Halicarnaso indica que se le dijo a Leónidas que «sus flechas cubrían el sol» y «volvían noche el día». Dienekes, soldado espartano, consideraba el arco como un arma poco honorable, ya que evadía el enfrentamiento cuerpo a cuerpo. Fue entonces cuando pronunció su famosa frase: «Tanto mejor; lucharemos a la sombra».

Se dice que Jerjes, al toparse con los soldados griegos, supuso que éstos se marcharían al ver la magnitud de su ejército. Pasaron cuatro días y Jerjes, impaciente, envió un emisario exigiendo a los griegos que entregasen sus armas inmediatamente para no ser aniquilados. Leónidas respondió: «Ven a buscarlas tú mismo» (????? ????). Así dió comienzo la batalla.

En un principio el rey lacedemonio no pensaba que pudiera perder la batalla. Lo angosto del desfiladero anulaba la superioridad numérica persa, su mayor protección les permitiría aguantar los envites persas y el mayor tamaño de sus lanzas podría darles suficiente ventaja en una lucha cuerpo a cuerpo; así había sucedido en la pequeña confrontación de la Batalla de Maratón.

Inicio de la batalla

Fila tras fila los persas se estrellaron contra las lanzas y escudos espartanos sin que éstos cedieran. Gracias a la compacta formación lacedemonia, y a pesar de la grave desventaja numérica, Leónidas y sus hombres se opusieron a las oleadas de soldados enemigos con un número mínimo de bajas, mientras que las pérdidas de Jerjes —aunque minúsculas en proporción a sus fuerzas— supusieron un duro golpe para la moral de sus tropas. Durante las noches, Leónidas solía decirles a sus hombres: «Jerjes tiene muchos hombres, pero ningún soldado».

Frustrado e impaciente, Jerjes envió al frente a sus diez mil Inmortales, su fuerza de élite, llamados así porque cada vez que un Inmortal caía, otro corría a reemplazarlo, manteniéndose en la cantidad fija de diez mil hombres. Sin embargo, los resultados fueron los mismos. Los persas morían a cientos, la moral del ejército decaía y los griegos no mostraban signos de cansancio. La batalla continuó de esta forma durante 2 días. Fue entonces cuando Jerjes, abatido, recibió la ayuda que necesitaba.

La traición de Efialtes

Un habitante griego de la zona, llamado Efialtes, ofreció mostrarle a Jerjes un paso alternativo que rodeaba el lugar donde estaba Leónidas para acabar con su resistencia de una vez por todas. El afán de recompensa de Efialtes recibió un duro castigo, derivando su nombre en sinónimo de traidor en griego.

Sin dudarlo, Jerjes envió un importante número de sus fuerzas por ese paso. Este paso se encontraba defendido por los focenses, pero al verse sorprendidos durante la noche por los persas, fueron fácilmente barridos, sellando de esta manera la suerte de los defensores de las Termópilas.

Rodeados… pero nunca vencidos

Es en este momento, cuando se constata que la maniobra envolvente persa está a punto de cerrarse, que empieza a gestarse la leyenda: El rey Leónidas convoca a los generales, espartanos y aliados griegos y les explica la situación…

El desenlace de la batalla, previsto en una profecía

Cuando Leónidas detectó la maniobra del enemigo y se dió cuenta de que le atacarían por dos frentes, reunió un consejo de guerra, donde ofreció a los griegos dos opciones: podían irse por mar a Atenas o permanecer en las Termópilas hasta el final.

Es en este punto donde Heródoto menciona su creencia de que Leónidas permitiera la marcha de los aliados influenciado por «la consulta previa que, a propósito de aquella guerra, realizaron los espartiatas al Oráculo nada más estallar la misma. La respuesta que recibieron de labios de la Pitia fue que Lacedemón sería devastada por los bárbaros o que su rey moriría. Esa respuesta la dictó a los lacedemonios en versos hexámetros y rezaba así»:

“Mirad, habitantes de la extensa Esparta,
o bien vuestra poderosa y eximia ciudad es arrasada por los descendientes de Perseo, o no lo es;
pero, en ese caso, la tierra de Lacedemón llorará la muerte de un rey de la estirpe de Heracles.
Pues al invasor no lo detendrá la fuerza de los toros o de los leónes, ya que posee la fuerza de Zeus.
Proclamo, en fin, que no se detendrá hasta haber devorado a una u otro hasta los huesos.”

Quedaron él, los lacedemonios y algunos tebanos. Mientras el resto de la fuerza que había decidido irse se retiraba hacia Atenas, los 300 soldados de la guardia de Leónidas y mil griegos leales (los tespios y los de Tebas) se quedaron a presentar batalla y resistencia hasta el final; la suerte estaba echada.

Al despuntar el alba del tercer día, Leónidas dijo a sus hombres: «Tomad un buen desayuno, puesto que hoy cenaremos en el Hades». Decididos a inflingir el máximo daño al enemigo persa, los griegos salieron a luchar a la parte amplia del Paso. Primero lucharon al estilo tradicional del hoplita, usando el escudo como defensa y la lanza como mortífera prolongación de su brazo. Cuando todas las lanzas se hubieron quebrado, echaron mano de sus espadas cortas, las temibles xiphoi, que cayeron sobre los persas como una infalible máquina de quitar vidas.

Cuando la situación se hizo ya irreversible, y la tenza propiciada por Efialtes se cerró sobre ellos, los espartanos se retiraron a un montículo, decididos a no dejar un sólo grano de arena sin manchar de sangre.

Fue tal el ímpetu con el que los espartanos lucharon que Jerjes decidió abatirlos de lejos con sus arqueros para no seguir perdiendo hombres. Leónidas fue alcanzado por una flecha y los últimos espartanos murieron intentando recuperar su cuerpo para que no cayera en manos enemigas.

Tras la batalla…

La batalla duró 3 días y los persas consiguieron derrotar a los temidos espartanos, pero éstos ya habían retrasado notablemente el avance persa, diezmado la moral de su ejército y matado a miles de soldados.

Los persas, intrigados por el hecho de que hubiera un contingente tan pequeño de griegos, le preguntaron a unos supervivientes arcadios cual era el motivo: Estos les contestaron que toda Grecia estaba celebrando los Juegos Olímpicos, donde los ganadores eran obsequiados con una corona de olivo. Ante esto, los persas exclamaron:

“Contra qué clase de hombres nos habeis enviado a luchar!! No compiten por dinero, sino por su honor!!”
Se cree que ningún griego logró sobrevivir; pero la cultura popular se ha centrado más en el esfuerzo lacedemonio que en el de los 700 hoplitas de Tespias, ciudad que perdió en la batalla la casi totalidad de sus hombres y, por tanto, quedó indefensa y fue incendiada por los persas. Al año siguiente las mujeres y niños supervivientes tuvieron que dar la ciudadanía a extranjeros para poder subsistir; además esta ciudad-estado no tenía intrínseca la cultura belicista de los espartanos, por la cual las madres les entregaban el escudo hoplos con la frase «Vuelve con él o sobre él».

Según algunos historiadores solo sobrevivieron dos soldados espartanos de los que habían quedado en Las Termopilas, Alejandro y Antígono de Esparta. Por lo que se sabe estos dos hombres vieron la muerte de su rey y tras la lluvia de flechas se escondieron bajo sus escudos para aparentar que estaban muertos. Alejandro, más tarde, fue uno de los mejores guerreros de Esparta, pero no se le recordó como a otros héroes. Tras las Termópilas combatió en Platea, otra vez contra los Persas. Allí murió, tras recibir 4 flechas en el pecho.

Entrada en la leyenda

El sacrificio de los espartanos tuvo amplias repercusiones en la Grecia de la Antigüedad. Tal fue su fama que hasta el día de hoy es considerado como uno de los ejemplos máximos de sacrificio ante una tarea imposible, en la cual unos pocos valientes se opusieron a la maquinaria de guerra más poderosa conocida, y dieron sus vidas luchando por su tierra, su honor y su libertad. Es una de las batallas más memorables, decisivas y célebres que presenció el mundo, comparándosela tal vez con los Campos Cataláunicos, el sitio de Numancia, Cannas o Kadesh.

La hazaña fue recordada en una lápida conmemorativa escrita por el poeta Simónides, que decía así:

“Oh, extranjero, informa a Esparta, si pasas por allí, que aquí hemos caído defendiendo su ley.”

Tan fuerte ha sido el eco de esta batalla que en varias ocasiones se ha dicho que, si la cultura occidental es como es, fue gracias al sacrificio de los griegos, y que, de no haberse producido éste, la Europa que hoy conocemos tendría una cara bien diferente.

Aquí os dejo este enlace, lo considero la más extensa y concreta descripción de la batalla de las Termópilas. Tras su lectura tendremos unos fuertes cimientos sobre este hecho histórico.

Me ha costado encontrarlo ya que desde el estreno de 300, todo lo referido a la batalla de las Termópilas y Leonidas va directamente relacionado con la película y el comic de Frank Miller.

http://www.todoespadas.com/articulos/termopilas.pdf

Contiene fotografías de los lugares más importantes: la loma donde las flechas abatieron a los pocos espartanos que seguían vivos, los restos del muro focense, el monumento al rey Leónidas, el paso en la actualidad, mapas varios e ilustraciones de época.

Este estudio sobre la batalla de las Termópilas lo leí a primeros de noviembre del 2005, es decir, hace casi, casi 2 años. Aun no existía el boom cinematográfico y del comic por los espartanos. Lo cual, creo que le da un mayor valor a este texto escrito en 2004.

Sobre cine, recomiendo la película “EL LEON DE ESPARTA” (The 300 spartans) de 1962. Un clásico en toda regla sobre esta batalla y que a título personal me gusta mucho más que la mediática “300?.

Fue esta película EL LEON DE ESPARTA la que marcó a Frank Miller en su juventud y por la cual hizo el comic de 300.

Cuidaros y un saludo !!!!

_________________
Imagen
WebBlog: http://cecilioandrade.blogspot.com/


Arriba
 Perfil  
 

Compartir en:

Compartir en Facebook FacebookCompartir en Twitter TwitterCompartir en Tuenti TuentiCompartir en Sonico SonicoCompartir en Digg DiggCompartir en Delicious DeliciousCompartir en Technorati TechnoratiCompartir en Tumblr TumblrCompartir en Google+ Google+

 Asunto:
NotaPublicado: 23 Nov 2009 00:34 
Desconectado
Comisario
Comisario
Avatar de Usuario

Registrado: 18 May 2007 17:46
Mensajes: 1346
Ubicación: Al otro lado de un Gran Charco
Citar:
El último SEAL en ser merecedor de la medalla del Congreso era un apasionado de la lectura sobre la batalla de las Termópilas y los hechos de armas de Leónidas y sus guerreros.

El SEAL condecorado a título póstumo caido en acción el 28 de junio del 2005 en Afganistan.

En una misión PRE, patrulla de reconocimiento especial en zona hostil.

Su patrulla de 4 hombres tenían que montar un puesto de observación en las cercanias de un poblado para pasar información a una misión de acción directa para la captura o neutralización de un dirigente taliban de la zona.

El dirigente taliban rondaba los 40 años y había atentado en numerosas ocasiones contra las fuerzas de la coalición y contra la incipiente policia afgana y el ejercito nacional en su zona de influencia.

El puesto de observación del SEAL fue descubierto por locales y recibió fuerte fuego de fusileria. El SEAL Murphy, como lider de la patrulla se esforzó en radiar la mejor posición para una operación CSAR.

La elección del Puesto de Observación no había sido la más apropiada por lo rocoso del terreno y habían sido fácilmente descubiertos por las patrullas de vigilancia o personas afin al movimiento taliban o de Al qaeda que rápidamente dieron el aviso a los fanáticos.

Mientras el intento de toma del PO tenía lugar, el SEAL Murphy, buscaba la mejor cobertura en una zona muy agreste para emplear el sofisticado aparato de telcomunicaciones fue alcanzado varias veces por fuego de AK.

En esos esfuerzos por lograr una mejor posición para radiar el rescate, recibió varios impactos.

Aún asi, sigúió peleando y luchando contra la gente de Taliban & Al Qaeda e intentando una maniobra de fuego y evasión con sus hombres.

De la PRE del SEAL sólo logró sobrevivir uno de ellos que estuvo vagando por la zona durante más de 3 días.

Aun a pesar de haber recibido varios impactos, de operar en un terreno muy agreste, de hacer frente a una fuerza enemiga 10 veces superior en número logró radiar su posición para la operación de rescate para la fuerza de reacción rápida y el equipo del SEAL formado por 4 hombres, abatió a más de la mitad de sus enemigos.

Hay un video por la red, que muestra el cadaver del SEAL Dietz caido en la misión de reconocimiento y compañero del SEAL Murphy en el Puesto de Observación, asi como varios atentados con IED cometidos por los esbirros del lider taliban al que los SEAL recibieron la misión de neutralizar.

Es un video montado por la red Al Qaeda para la satisfacción de sus acólitos donde muestran equipamiento del SEAL, el cadaver y su tarjeta de identificación militar.

El SEAL Murphy recibió la medalla de honor del Congreso por sus heroicos hechos frente a la muerte y en aras de salvaguardar la vida de sus compañeros y subordinados.

Es la más alta condecoración que se da en los EEUU. El SEAL Murphy era un apasionado de la lectura de la batalla de las Termópilas y de la gesta de Leonidas y sus hombres.

De su “platoon” casi todos cayeron en combate bien en la PRE o bien en la consecuente operación CSAR en el derribo de un MH47 Chinnok del 160 SOAR en el que viajaba la fuerza de rescate compuesta por 8 SEAL y por 8 miembros del 160 SOAR (pilotos, artilleros y personal de rescate). Fue abatido el MH 47 por una RPG.

28 de junio del 2005; Jornada trágica para los SEAL, para el 160 SOAR y para el USSOCOM

US Navy SEAL, The only easy day was yesterday !!!!

Recomendación literaria sobre este episodio histórico. De hecho, era el libro perefrido del SEAL Murphy que mencionaba en mi post anterior.

PUERTAS DE FUEGO - Steven Pressfield

En el asalto a la escuela de Beslan en septiembre del 2004 murieron varios operadores de Alfa y Vympel del Servicio Federal ruso de seguridad.

Uno de ellos, el Mayor Alexander Petrov de la unidad Alfa murió desangrado por una herida en el cuello al poco de iniciarse el asalto.

Los hechos en los que se produjo esa herida y las actuaciones subsiguientes encajan perfectamente con la frase cabecera del blog de Don Cecilio Andrade y con el espíritu que alabó Simónides de Ceos a los espartanos:

“Que obedientes a sus leyes, aquí yacemos”

En el fuego cruzado con los terroristas, varios operadores Alfa y Vympel se esmeraban en dar cobertura a los rehenes que huían despavoridos de la escuela.

En los primeros instantes del asalto fue cuando las fuerzas especiales del FSB perdieron a la mayoria de sus hombres. Desde un coronel y teniente coronel de Vympel al mayor Petrov de Alfa, protagonista de este hecho. Algunos murieron en las trampas explosivas de los terroristas, otros en el fuego cruzado en el interior de la escuela y otros en el exterior.

Unos operadores de las unidades especiales del FSB estuvieron varios minutos en ese papel de cubrir la escapada de los rehenes, intentar neutralizar al mayor número de terroristas posibles y cubrir a sus compañeros que iban a asaltar el edificio principal de la escuela.

El mayor Petrov estaba inmerso en ese fuego de cobertura cuando fue alcanzado en el cuello. La situación era muy complicada para los rehenes que escapaban y para los operadores, la defensa de los terroristas era ferrea y muy bien planeada.

Cuando los compañeros del mayor Petrov vieron que estaba herido en el cuello se acercaron a darle los primeros auxilios, él rechazó esa ayuda y ordenó seguir a cada operador en las posiciones dando protección a los rehenes y a sus compañeros del FSB.

De la misma manera que al ir consumiendo los caragdores de su avanzado fusil AK no reparaba en curarse con su botiquín. Cargador que gastaba, lo cambiaba con prontitud y precisión gracias a su avanzado entrenamiento. En ningún momento reparó en frenar la hemorragia que poco a poco le iba consumiendo.

Todo ello para no perder ni el segundo más valioso en la misión encomendada de brindar apoyo en la huida de los rehenes hacia las lineas de las fuerzas de seguridad. El gimnasio había explotado, los IEDs terroristas también hacían estragos, asi como verles aparecer y lanzar RPG / granadas de mano o nutrido fuego de fusileria contra los inocentes niños, sus familias y al personal especial del FSB.

Con su actuación, con el ejemplo dado a sus hombres (recordemos su empleo de Mayor) y con ese tiempo que en vez de ser retirado al hospital de campaña o ser estabilizado en la propia posición por sus compañeros o bien por si mismo se lograron salvar vidas de rehenes, facilitar la operación a sus compañeros y dificultar las criminales intenciones de los terroristas.


_________________
Imagen
WebBlog: http://cecilioandrade.blogspot.com/


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 2 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  


Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
El Foro Fauerzaesp se nutre gracias a sus usuarios ||Fauerzaesp
 
Creditos